10 consejos de finanzas para emprendedores que dispararán tu rentabilidad

Hablar de finanzas para emprendedores nos obliga a sumergirnos en un terreno que seguramente te parezca muy poco atractivo.

La mayoría de los emprendedores se centran en tener una web, diseñar una estrategia de marketing, crear infoproductos, poner en marcha autoresponders… ¡Y se olvidan de lo más importante!

Las finanzas.

Si quieres que tu negocio se mantenga sano ahora y en el futuro, es imprescindible que lleves un buen control de lo que ocurre con la parte económica.

Y como queremos ayudarte a que lo consigas, hoy compartimos contigo 10 consejos de finanzas para emprendedores.

No te vas a convertir en un bróker, pero sentarás las bases para optimizar tu rentabilidad y saber qué pasa realmente en tu negocio.

Porque las cuentas son cuentas… y lo demás son cuentos.

10 consejos de finanzas para emprendedores

#1. Separa las finanzas personales de las profesionales

Por comodidad, es posible que los gastos e ingresos de tu negocio estén asociados a tu cuenta bancaria personal y tengas todo mezclado.

Mal hecho.

Una cosa son los gastos que generas en tu vida personal y otra los relativos a tu negocio.

Por eso, el primer consejo de finanzas para emprendedores es que las mantengas separadas si quieres ser un emprendedor de éxito.

Juanmi y yo tenemos una cuenta en el banco ING para todo lo relacionado con el negocio, y otra cuenta común en EVO banco que es la que usamos para los gastos personales del día a día.

#2. Ponte un sueldo

Como estás al frente de un negocio unipersonal y además es tuyo, lo más seguro es que no te hayas asignado un sueldo mensual.

Si necesitas dinero, lo sacas y listo. Unas veces tomas más y otras menos.

Tu negocio es una empresa y así debes entenderlo y vivirlo. Por eso, una de las primeras medidas que tienes que tomar si no lo haces todavía es definir un sueldo fijo mensual.

Esa será la cantidad que te corresponda y no podrás tocar ni un céntimo más. 😉

#3. Revisa las cuentas cada mes

¿Cómo pretendes mejorar la rentabilidad de tu negocio si no mides lo que pasa en él?

Igual que para mejorar tu productividad mides el tiempo que le dedicas a cada tarea, para optimizar las cuentas tienes que revisarlas y trackearlas periódicamente.

Si ahora tienes un documento de tus gastos e ingresos medio abandonado (y al que te asomas una vez cada 3 meses porque tienes que rendir cuentas a Hacienda, que si no, ni eso) tienes que crear el hábito de revisarlas.

Para ello, bloquea en tu agenda al menos una hora al mes (el día que tú prefieras) y durante esos 60 minutos pon en orden los movimientos que se han producido en los 30 días anteriores.

Esta práctica es útil para controlar las finanzas y también te ayudará a detectar posibles errores en cobros de proveedores (alguna factura de teléfono equivocada, una comisión que no sabes de dónde viene…).

Para facilitarte las cosas, cuentas con herramientas como Fintonic, una aplicación que se conecta con tus cuentas y con la que además de recibir avisos si ocurre algo raro o importante (como un cobro duplicado), podrás consultar y llevar el control de en qué se te va el dinero en cada momento.

El mes de Abril con el viaje a la Toscana se puede ver que el gasto en Ocio se disparó 😉

#4. Fórmate en finanzas para emprendedores

Nadie nace sabiendo y ser emprendedor no te convierte en un experto en finanzas.

Como dice Sergio Fernandez: “Cualquier área de tu vida en la que no estás teniendo éxito es porque te has negado el conocimiento.”

Por eso, para cubrir tus lagunas administrativas, ¡toca formarse! Lee blogs y libros sobre finanzas.

Cuanto más sepas al respecto, mejor organizarás tu información y controlarás lo que ocurre con tus cuentas.

Otra opción es apoyarte en un coach de finanzas para emprendedores que te oriente y te ayude a dominar la administración de tu proyecto.

#5. Establece objetivos concretos trimestrales

Definir el destino es fundamental para saber qué camino debes tomar.

En un negocio ocurre lo mismo.

Por eso, es recomendable que fijes objetivos económicos, tanto si ya llevas tiempo con tu negocio como si acabas de arrancar tu proyecto y eres un emprendedor novato.

A medida que pasen los meses, sabrás si te estás acercando a tu objetivo o debes emprender alguna acción para redirigir tu negocio en la dirección correcta.

Por cierto, sé realista. Piensa metas alcanzables y avanza poco a poco y paso a paso.

#6. Diversifica e invierte

Invertir en ti mismo y en tu negocio es importante, desde luego, pero jugártela a una sola carta puede ser arriesgado.

Por eso, lo mejor es que diversifiques tu entrada de ingresos. Por ejemplo, si vendes un servicio principal, podrías ofrecer un servicio secundario y crear un infoproducto. De una, pasarías a tener 3 posibles vías de ingresos.

Además, invierte siempre parte de los beneficios.

Aunque creas que el dinero es el fin y que cuanto más guardes, mejor para ti, tu negocio y tu futuro, esto es una verdad a medias.

Para mejorar y crecer (como profesional y como negocio), necesitas invertir.

Recuerda que el dinero no es el fin. El dinero es el medio que te permitirá llegar al fin. 😉

#7. Automatiza y usa herramientas que te faciliten las cosas

Automatiza todo lo que puedas.

Por ejemplo, las transferencias por internet, la facturación o los pagos a tus cuentas cada mes.

Lo mismo que las publicaciones de tus redes sociales y los embudos de ventas, también se pueden automatizar muchos aspectos relacionados con las finanzas.

Preparar facturas, hacer presupuestos, aplicar impuestos, apuntar el margen de beneficio… Todas estas tareas relacionadas con las finanzas son repetitivas, pesadas y consumen un tiempo precioso.

Vivimos en la era de la tecnología y tienes a tu alcance herramientas especializadas en gestión y administración de finanzas para emprendedores en las que puedes apoyarte y que se encargan de todo esto por ti.

Y hay una sin la que nosotros no podríamos ya vivir:

Es una aplicación que te permite simplificar al máximo tu contabilidad porque se encarga de la facturación de forma automática.

Entre otras cosas, esto es lo que puedes hacer:

  • Facturar a cualquier lugar del mundo en diferentes idiomas y monedas.
  • Aplicar impuestos automáticamente.
  • Acceder a las métricas más importantes de tus finanzas para tomar decisiones de negocio con datos actualizados y reales.
  • Conectar automáticamente con plataformas de pago como PayPal y Stripe, lo que quiere decir que si vendes un curso o infoproducto digital, la factura se creará automáticamente.

Si eres emprendedor y vendes (o quieres vender) infoproductos, Quaderno es la aplicación que necesitas.

Además tenemos un regalito para tí por ser seguidor de Más y Mejor. Para descubrirlo haz click en el siguiente enlace 😉

>> Accede desde aquí a Quaderno y ahorra tiempo << 

#8. Establece presupuestos

La mayoría de los emprendedores hacen inversiones y compras a golpe de improvisación. El resultado es que se producen desequilibrios constantemente.

Invertir está muy bien, pero hay que hacerlo de forma responsable para no asfixiar tu negocio.

Como imaginarás, un negocio sano no se sostiene en la cuerda floja durante mucho tiempo.

Cuando estableces un presupuesto mensual, sabes de antemano cuál es tu tope de gasto y no te llevas sorpresas de las malas.

Si un mes ves un curso o una herramienta que te vendría muy bien, pero supera el presupuesto que has fijado, espera a otro mes para hacerte con ello.

O… si es una inversión importante porque va a mejorar los procesos internos de tu trabajo, puedes utilizar tu colchón de imprevistos para evitar gastar más de lo que ingresas.

¿Un colchón? Sí, es el siguiente consejo de finanzas para emprendedores.

#9. Ten un colchón de imprevistos

Cuando emprendes, es normal tener meses con picos de trabajo y otros algo más flojos.

¿Cómo afrontas los periodos de vacas flacas sin un colchón financiero?

¿Y qué ocurre si un mes, por el motivo que sea, no puedes trabajar y no tienes equipo en el que delegar tareas?

¿Y si te vas de vacaciones? (Porque los emprendedores también podemos tomarnos vacaciones) 😉

¿Y si tienes que hacer frente a un gasto con el que no contabas, que además es importante y urgente?

Te quedas con el agua al cuello.

Destinar una cantidad de dinero cada mes a alimentar un colchón de imprevistos te permitirá tener tranquilidad mental y emocional, afrontar gastos inesperados y evitar que cada dos por tres tu cuenta bancaria se quede tiritando.

Por eso, lo ideal es que tengas un colchón con el que cubras tus gastos fijos entre 6 y 12 meses. Además de proporcionarte tranquilidad, podrás tomar mejores decisiones de negocio.

Si quieres saber más sobre conseguir una verdadera libertad financiera, rentabilizar al máximo tus ahorros y planificar tu futuro ideal te recomiendo este curso gratuito sobre preahorro y libertad financiera.

#10. Delega en una gestoría

No caigas en el síndrome del superhéroe y pretendas hacerlo tu todo.

Es importante que contrates los servicios de un gestor profesional que se encargue del papeleo, presentación de impuestos ante Hacienda, declaraciones y demás entretenimientos financieros.

De esta forma tu podrás dedicarte a lo tuyo, a lo que eres bueno de verdad.

Además, tendrás un apoyo y una fuente directa para resolver las dudas que te surjan.

Como consejo a la hora de elegir la tuya, no solo te fijes en el precio, sino también en los servicios y soluciones que puede ofrecerte. Por ejemplo, como emprendedor digital, te interesa contar con alguien que domine los movimientos monetarios que se generan en las transacciones en internet.

Con estos consejos de finanzas para emprendedores ya no tienes excusa para poner en orden los números de tu negocio. ¿Te cuesta tener bajo control tus finanzas? ¿Qué es lo que se te hace más cuesta arriba? Seguimos en los comentarios.

About the author

Isa

Tras crear varios proyectos en internet y vender nuestra startup en 2015, ahora nos dedicamos a viajar por el mundo y compartir nuestra experiencia ayudando a otros emprendedores a sacar su máximo potencial, avanzar con sus negocios y crear su estilo de vida.

Leave a comment: