NOOTROPICOS ▷ Las Drogas Inteligentes que mueven millones de dólares en Silicon Valley

¿Y si te digo que la famosa pastilla NZT-48 de la película Sin Límites (Limitless) existe de verdad?

Lo cierto es que la demanda de este tipo de sustancias desde que apareció la película (y su posterior adaptación televisiva) ha ido creciendo y hoy son una realidad. Se llaman nootrópicos.

También llamados “smart drugs” o drogas inteligentes (aunque no se consideran una droga), en Estados Unidos, y en concreto en Silicon Valley, cada vez tienen más fieles seguidores.

Prometen ser capaces de bio-hackear la mente y disparar los niveles de las capacidades intelectuales hasta límites que no imaginas.

Este es uno de los motivos que explican que en los últimos 4 años su venta haya crecido el 74% y los nootrópicos ya sean una industria que mueve miles de millones de dólares a nivel mundial.

Pero los nootrópicos también tienen sombras, por lo que despiertan amor y odio a partes iguales.

El caso es que mientras la comunidad médico-científica los mira con recelo y los neurocientíficos hacen sonar las alarmas, cada vez más trabajadores y estudiantes se suman al carro de las drogas inteligentes.

¿Por qué están generando tanto debate?

Sigue leyendo, porque vas a descubrir las sustancias de moda entre las empresas tecnológicas que están revolucionando lo que hasta ahora hemos entendido por productividad y rendimiento.

Bienvenido al mundo de los nootrópicos.

1. Qué son los nootrópicos y qué efectos producen

Aunque es en los últimos años cuando los nootrópicos se están popularizando, este término no es nuevo.

Los nootrópicos surgieron en la década de los 70, de la mano del científico rumano Corneliu Giurgea. Su nombre se debe a la unión de dos palabras de origen griego: “noos” (mente) y “tropos” (movimiento). Es decir, los nootrópicos nacieron con el fin de aumentar la actividad cerebral.

O, mejor dicho, la intelectual.

Actualmente, la palabra “nootrópicos” engloba una amplia familia de sustancias (naturales y sintéticas), cada una con sus propias características.

En términos generales, podemos decir que los nootrópicos hacen referencia a aquellos compuestos que mejoran las capacidades mentales, tienen una baja toxicidad y escasos efectos secundarios a largo plazo (luego matizaremos esta afirmación, pero por ahora, la tomamos como punto de partida). 😉

¿Qué hacen tan especiales a los nootrópicos?

Prepárate.

Son capaces de mejorar de forma exponencial:

  • La memoria.
  • La fluidez verbal.
  • La capacidad de aprendizaje.
  • La creatividad.
  • La concentración.
  • La atención.
  • La lucidez mental.
  • La motivación.
  • La confianza en ti mismo.
  • El bienestar.
  • La resolución de conflictos.

¿Qué te parece?

Imagina que la fatiga deja de ser una preocupación porque eres capaz de concentrarte hasta durante 20 horas seguidas.

O que puedes memorizar y retener información con una facilidad pasmosa.

O que tu creatividad se dispara y tu mente entra en estado de ebullición de ideas innovadoras día tras día.

En una frase: los nootrópicos pueden hacer que tu capacidad productiva y tu rendimiento entren en una nueva dimensión y seas extraordinariamente productivo.

Según los fabricantes de nootrópicos, una persona inteligente podría llegar a potenciar sus capacidades hasta experimentar una brillantez mental similar a la que tuvo Einstein.

Esto explica, en parte, que cada vez más trabajadores de Silicon Valley se estén convirtiendo en consumidores habituales de estos compuestos.

2. Los nootrópicos: la moda en Silicon Valley

Si hay un lugar en el que se preocupen por el rendimiento profesional y la productividad más que en Más y Mejor ese sitio es Silicon Valley. 😉

Como sabes, Silicon Valley es La Meca de las principales empresas tecnológicas del mundo. Allí tienen su sede firmas como Google, Apple, Ebay, Adobe, Facebook, Twitter y Yahoo entre muchas otras.

Como podrás imaginar, cualquier sustancia que prometa no dañar el cerebro y potenciar las capacidades cognitivas y el rendimiento productivo despierta su interés.

Y precisamente es lo que ha ocurrido con los nootrópicos.

No es de extrañar.

Los trabajadores de estas empresas viven en una persecución permanente de la innovación.

En Silicon Valley reina la ambición profesional. No basta con tener una buena idea. Hay que tenerla antes que la competencia y lanzarla al mercado antes que la competencia.

Pero para desarrollar grandes apuestas tecnológicas, hace falta mucha concentración, mucha lucidez mental y mucha creatividad.

Justo lo que prometen los nootrópicos.

De hecho, se especula (porque no hay una certeza; o yo al menos no la he encontrado) que muchas de las innovaciones de los últimos años han surgido a raíz del consumo de nootrópicos.

Pero hay más.

Los nootrópicos proporcionan las 2 grandes aspiraciones de estos trabajadores: mejorar su productividad (porque pueden alcanzar altas cotas de rendimiento durante mucho más tiempo) y conseguirlo rápido.

Es decir, para quien esté obsesionado con la productividad y el trabajo, es más fácil, cómodo y rápido pagar dinero por lograr el resultado deseado de forma inmediata que mejorar una habilidad cognitiva a base de práctica, disciplina y sacrificio.

Y el caso es que donde hay una demanda, siempre hay quien está dispuesto a cubrirla.

Con los nootrópicos no es diferente y son varias las startups que ya facturan billones de dólares al año nutriendo de estos compuestos a trabajadores de Silicon Valley, de Wall Street y estudiantes de universidades de élite que aspiran a trabajar en alguno de estos dos sitios.

3. Las startups que nutren Silicon Valley de nootrópicos

Si estás pensando que los nootrópicos son un nuevo invento de la tradicional industria farmacéutica, te vas a sorprender.

Las principales empresas fabricantes de nootrópicos no son los sellos de laboratorios farmacéuticos que conocemos, sino startups creadas y dirigidas por jóvenes de entre 21 y 28 años.

Tras probar y experimentar en ellos mismos los nootrópicos que se comercializaban en el mundo (fundamentalmente procedentes de China), han desarrollado sus propios compuestos en laboratorios propios.

Dada la eficacia que al parecer tienen estos compuestos, los gigantes tecnológicos no solo son sus principales consumidores, sino que además se han convertido en inversores de los productores de las drogas inteligentes.

¿Quién está detrás de los nootrópicos favoritos en Silicon Valley?

3.1. Nootrobox

NOOTROPICOS-NOOTROBOX

Según afirman los creadores de Nootrobox, sus nootrópicos son los número 1 de su clase en Silicon Valley.

Su filosofía corporativa considera que las habilidades intelectuales son el motor que mueve el mundo en la actualidad y que las tecnologías de optimización humana son inevitables y se extenderán por todo el mundo en un futuro cercano.

Ofrece “nootrópicos para todos” y para cada momento del día y necesidad: mejorar la concentración, reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo, aumentar la productividad o conciliar el sueño.

Su objetivo: crear una sociedad mejor, a través de mejores cerebros y más inteligentes.

3.2. Nootroo

NOOTROPICOS-NOOTROO

La visión esta joven empresa, con 3 años de trayectoria en el campo de las “smart drugs”, se basa en las palabras de Corneliu Girugea, padre de los nootrópicos: “El ser humano no va a esperar pasivamente millones de años a que la evolución le conceda un mejor cerebro”.

Del mismo modo, en Nootroo conciben las drogas inteligentes como una forma de liberarnos de los límites biológicos del cuerpo humano y ponen un especial énfasis en la importancia de saber utilizarlas y tomarlas.

3.3. Onnit

NOOTROPICOS-ONNIT

“Alimento para tus pensamientos” es el lema que recibe a los usuarios de la web de Onnnit, otro gran fabricante de nootrópicos consumidos habitualmente en Silicon Valley.

Según afirman los fundadores de esta startup de drogas inteligentes afincada en Texas, el objetivo de Onnit es conseguir un estado de “optimización total del cuerpo humano”.

3.4. Nootrostax

NOOTROPICOS-NOOTROSTAX

Se definen a sí mismos como la empresa de nootrópicos que toman en Silicon Valley, por lo que es de imaginar que nos les faltan clientes en esta región californiana.

El mensaje de venta de Nootrostax no se centra en el compuesto en sí que comercializa, sino en el hecho de no jugar con desventaja en el campo profesional.

Conocen bien a sus principales consumidores y saben que la competitividad, la productividad y conseguir resultados están entre sus principales prioridades.

Estas son algunas de las empresas que fabrican y comercializan nootrópicos, pero no son las únicas.

Existen otras bien conocidas, como Absorb Health o Queal (firma que ha desarrollado Boost Calm Focus, el principal nootrópico consumido en España).

4. Stacks o pilas: cómo funcionan los nootrópicos

Al tomar un nootrópico, no tomas una pastilla. Tampoco una píldora. A los compuestos de nootrópicos se los denomina stacks o pilas.

Este nombre se refiere a la combinación de dos o más nootrópicos en un único compuesto.

Partimos de la base de que cada nootrópico está concebido para actuar y mejorar una función cognitiva o mental determinada.

Así, puedes tomar nootrópicos exclusivos para mejorar la memoria y el aprendizaje de nueva información, para mejorar el estado de ánimo y la motivación, para optimizar la capacidad de concentración y reducir el estrés, para dormir mejor o para evitar la fatiga.

¿Y si quieres conseguir un poco de todo?

La filosofía que hay detrás de las pilas o stacks es la posibilidad de combinarlos de forma personalizada para conseguir un efecto global y conseguir un beneficio múltiple en la mente.

Por ejemplo Nootrobox tiene distintas pilas según las necesidades de cada momento, como la sprint, puedes ver que está compuesta por distintos nootrópicos naturales y aminoácidos (de los que hablaremos más adelante).

4.1. Cómo actúan los nootrópicos sobre el cerebro

Aunque cada uno de estos estimulantes cerebrales actúe sobre una zona cerebral concreta, todos los nootrópicos tienen unas características comunes de funcionamiento.

Explicado de forma simplificada, el cerebro es una gran red de neuronas que se comunican entre sí por medio de neurotransmisores, que son los responsables de orquestar las funciones diarias que realiza el cerebro y transmitir señales de información de una neurona a otra.

Pues bien, la teoría de los nootrópicos se basa en que el aumento de los neurotransmisores y de la eficacia de los receptores neuronales potencia las capacidades sobre las que actúan dichos neurotransmisores.

Dicho de otro modo: si aumentan los niveles de los neurotransmisores encargados de la memoria, se incrementa la memoria, la concentración y el aprendizaje y, en definitiva, el rendimiento intelectual.

¿Y cómo se consigue eso?

Impulsando la vasodilatación y elevando el riego sanguíneo.

Tiene lógica.

El principal alimento de las neuronas es la glucosa y el oxígeno. Si aumenta el torrente sanguíneo que llega al cerebro, aumentan también los nutrientes para sus principales células.

Esto deriva en la optimización de las funciones de este órgano, sobre todo cuando se quiere ejecutar una labor durante un periodo de tiempo prolongado.

Además, el incremento de la circulación sanguínea en el cerebro está relacionada con un mayor estado de alerta, de concentración y resistencia ante la fatiga.

Esta forma de actuar de los nootrópicos implica otra consecuencia importante: la prevención del envejecimiento del tejido neuronal.

Por eso, hay nootrópicos que podrían reducir la velocidad de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la demencia senil.

Sin duda, esto es una buena noticia para la ciencia moderna.

El quid de la cuestión respecto a los nootrópicos tal y como lo estamos viendo en este artículo es su aplicación en cerebros sanos.

Los principales neurotransmisores sobre los que actúan los nootrópicos son:

  • Acetilcolina.
  • Serotonina.
  • Dopamina.
  • Norepinefrina.

Así que dependiendo del compuesto, se verá afectado un neurotransmisor u otro y los efectos serán diferentes:

  • Potenciar la actividad cognitiva.
  • Aumentar la concentración.
  • Incrementar la atención.
  • Sentir más energía mental.
  • Mejorar el aprendizaje y la memoria.
  • Dormir mejor.
  • Reducir los síntomas depresivos y aumentar el bienestar.

4.2. ¿Cuánto tardan en hacer efecto los nootrópicos?

Los efectos de los nootrópicos tardan en llegar unos 30 o 40 minutos después de consumirlos. Y aunque esto haga pensar que los resultados pueden ser inmediatos, no es del todo así.

Al parecer, tienen efecto acumulativo; es decir que cuanto más tiempo se toman las pilas de nootrópicos, más se acentúan y potencian los efectos.

Así que al cabo de 3 meses, los efectos serán mayores que el primer día que se consumen.

Pero hasta un límite.

Y es que aunque no generan adicción física (como sí ocurre con estimulantes como las anfetaminas), el cuerpo desarrolla tolerancia. Esto quiere decir que, a partir de un punto, el cuerpo se acostumbra a la sustancia y necesita una dosis mayor para conseguir los mismos resultados.

Pero ¿qué tipos de nootrópicos existen en el mercado? Ya hemos hablado de ellos de forma general. Veamos en detalle cómo se clasifican.

5. Tipos de nootrópicos: naturales vs. sintéticos

Si al pensar en nootrópicos te viene a la mente la imagen de una droga de diseño, estás equivocado.

Los nootrópicos no se consideran drogas ni fármacos, sino que entran dentro de la categoría de suplementos alimentarios, como los compuestos de vitaminas, por ejemplo.

Dentro de la amplia familia de los nootrópicos, los encontramos naturales y sintéticos.

5.1. Nootrópicos naturales

¿Sueles desayunar un café por las mañanas porque hasta que no ingieres cafeína “no eres persona”?

Pues que sepas que eres consumidor de un nootrópico natural. 😉

Al igual que hay superalimentos que potencian nuestras capacidades cognitivas de forma natural, también existen nootrópicos que la naturaleza nos proporciona.

5.1.1. Aminoácidos

Los aminoácidos son sustancias necesarias para el buen funcionamiento de las capacidades cerebrales. Entre ellos, algunos pueden actuar como efectivos nootrópicos.

Estos son algunos:

  • L-Teanina: aminoácido natural presente en el té verde, que se caracteriza por reducir el estrés, además de favorecer la relajación y la calidad del sueño.
  • Carnitina: presente exclusivamente en la carne roja, la carnitina mejora la claridad mental, la atención, agiliza los procesos de información, aumenta la concentración, mejora el estado de ánimo y la memoria. Además, tiene propiedades antidepresivas.
  • Creatina: incrementa la masa muscular, mejora el rendimiento deportivo, la memoria y la velocidad de procesamiento mental. Como ocurre con la carnitina, la creatina está presente sobre todo en la carne.
  • Taurina: entre sus beneficios, este nootrópico natural puede ayudarte a mejorar el rendimiento deportivo y a reducir la ansiedad.
  • Triptófano: mejora la concentración y la memoria y tiene efectos para combatir los estados de ánimo bajos y la depresión.
  • Tirosina: este aminoácido está directamente relacionado con la dopamina, responsable de la sensación de bienestar y de la concentración. Por lo tanto, contribuye a mejorar el estado anímico y la capacidad de mantener el foco durante el trabajo intelectual.
  • Teanina: se encuentra exclusivamente en el té verde. Con una taza de té, podemos mejorar el estado de ánimo, la memoria y el aprendizaje.

5.1.2. Cafeína

Todo el mundo ha probado y comprobado los efectos de la cafeína.

El café se considera un nootrópico natural capaz de aumentar la agudeza mental, retrasar la fatiga y aumentar la energía y el rendimiento hasta un 12%.

Sin embargo, su consumo también puede generar nerviosismo, ansiedad, irritabilidad y el bajón que notas cuando se pasan los efectos puede ser considerable.

5.1.3. Nootrópicos procedentes de hierbas

Las plantas son una fuente muy rica de nootrópicos naturales de los que podemos beneficiarnos para mejorar nuestras capacidades cognitivas.

  • Gingsen: considerada tradicionalmente en China como el elixir de la vida, ayuda a mejorar la memoria, la claridad mental y la agudeza de pensamiento en tan solo 2 horas después de tomarlo.
  • Rhodiola rosea: mejora la respuesta del organismo ante situaciones extremas, reduce el estrés y equilibra la actividad de las células cerebrales. Además, es energizante y clarifica la mente.
  • Bacopa: planta de origen indio que se utiliza para incrementar la memoria, la capacidad de concentración y reducir los niveles de estrés.
  • Ginkgo biloba: aumenta la energía, mejora la concentración y la memoria y reduce el estrés. También es un potente antidepresivo. Sin embargo, para notar sus efectos hay que consumirla durante 2 o 3 meses seguidos.
  • Gotu kola: se trata de una planta muy utilizada en la medicina tradicional china, india y africana. Los efectos nootrópicos se encuentra en las hojas, que son capaces de mejorar el aprendizaje, regular el humor y reducir la ansiedad. También ha demostrado ser eficaz para aclarar la mente y mejorar la concentración.
  • Romero: la usamos a menudo en recetas de cocina sin saber que aumenta la memoria y la capacidad de concentración.
  • Huperzia Serrata: este nombre hace referencia a un tipo de abeto que contiene Huperzia A, cuyos efectos mejoran la capacidad de concentración, el aprendizaje y la memoria.
  • Bufera: también llamada Ashwagandha, esta planta de origen indio es capaz de reducir la ansiedad, el estrés y la depresión. Se la conoce como “la hierba que induce al sueño” por su alto poder relajante.

5.2. Nootrópicos sintéticos

Si hay nootrópicos naturales, ¿por qué recurrir a compuestos procesados sintéticamente?

Entre otros motivos, porque los nootrópicos sintéticos son mucho más potentes que los naturales.

Es decir, si un café te mantiene despierto unas horas, los nootrópicos sintéticos pueden mantenerte alerta y concentrado durante más de medio día sin sentir fatiga, por ejemplo.

Como imaginarás, en Silicon Valley estos son los que se consumen.

Clasificar los nootrópicos sintéticos es un tanto complejo por la diversidad que existe entre ellos. Aun así, podemos hablar de 9 familias principales: colinérgicos, racetams, ampakinas, noopéptidos, estimulantes, serotonérgicos, metabólicos, dopaminérgicos y adaptógenos.

5.2.1. Colinérgicos

Estos nootrópicos aumentan los niveles de acetilcolina en el hipocampo, la zona cerebral asociada con la memoria a largo plazo y el almacenamiento de información.

La acetilcolina es uno de los principales neurotransmisores responsables de la retención de información (memoria) y atención, por lo que los colinérgicos lo que hacen es mejorar la capacidad de memoria y de concentración en el estudio o en el trabajo.

Colina es el nootrópico más popular de esta familia. Mejora la coordinación motriz y, cómo no, la memoria.

5.2.2. Racetams

Al igual que los colinérgicos, los racetams actúan sobre la acetilcolina, pero lo hacen de forma diferente.

En lugar de aumentar los niveles de este neurotransmisor, elevan la sensibilidad y la eficiencia de sus receptores.

Entre sus múltiples efectos, destaca el incremento de la concentración, la motivación, el aprendizaje, la memoria, la fluidez verbal y el razonamiento abstracto. Todo eso.

Los racetams son los nootrópicos más consumidos. Por eso existen aproximadamente unos 20 tipos diferentes, aunque los más conocidos son:

  • Piracetam: mejora la memoria y la fluidez verbal y ralentiza el deterioro de las capacidades cognitivas de personas mayores.
  • Aniracetam: mejora la capacidad de concentración y la lucidez mental en situaciones de presión y estrés.
  • Oxiracetam: más potente que el Piracetam, su principal beneficio es incrementar la capacidad de aprendizaje.
  • Pramiracetam: derivado del Piracetam, ofrece los mismos resultados que este nootrópico, pero es necesaria una dosis más baja para conseguir los mismos efectos. Está considerado uno de los nootrópicos racetams más fuertes.

5.2.3. Ampakinas

Las ampakinas se consideran el grupo de nootrópicos más potentes de todas las familias.

Actúan sobre el glutamato, el neurotransmisor responsable de la plasticidad del cerebro y es crítico en el proceso de aprendizaje y de memoria.

Los efectos de estos nootrópicos se asocian a un incremento de la atención y el estado de alerta, sin que lleguen a causar insomnio.

Entre las ampakinas más conocidas encontramos Unifiram y Sunifiram. Ambos mejoran la memoria y la capacidad de aprendizaje. El gran “pero” que tienen estos nootrópicos es que su uso en humanos se ha investigado muy poco.

5.2.4. Noopéptidos

Estos nootrópicos son derivados de los racetams.

El más conocido de esta clase es Noopept, famoso por ser hasta mil veces más potente que el Piracetam, según una publicación científica rusa (Eksperimentalnaia i klinicheskaia farmakologiiia scientific journal).

Sirve para optimizar la memoria, el aprendizaje, el proceso de información, el estado de alerta, la motivación y la energía.

5.2.5. Estimulantes

Los estimulantes son, junto con los racetams, los nootrópicos más consumidos en la actualidad.

Sus propiedades potencian el estado de concentración, de alerta, procesamiento de información y lucidez mental para sacar conclusiones.

Los más conocidos son Modafinil y Adrafinil, que aumentan la energía y reducen la sensación de fatiga intelectual.

5.2.6. Serotonérgicos

La función de los serotonérgicos se centra en la serotonina, el neurotransmisor responsable de regular los patrones del sueño, el humor y el apetito.

Estos nootrópicos mejoran el estado anímico y la capacidad de trabajo.

5.2.7. Metabólicos

Los nootrópicos metabólicos tienen como objetivo optimizar el suministro de energía a las células del cerebro por medio de la vasodilatación.

Al ensanchar los vasos sanguíneos, se favorece el aumento del riego sanguíneo y por lo tanto el cerebro se nutre de mayor cantidad de glucosa y oxígeno.

El resultado es un incremento de la capacidad intelectual.

5.2.8. Dopaminérgicos

Hablar de dopaminérgicos es hablar de dopamina.

La dopamina es el neurotransmisor encargado de las recompensas; es decir, del estado del placer y la felicidad. Además, se asocia al control muscular y el movimiento.

Por lo tanto, los nootrópicos de esta categoría reducen el estrés, la depresión y la ansiedad, al tiempo que estimulan la confianza y la motivación personal.

Por si fuera poco, mejoran la capacidad de la toma de decisiones.

5.2.9. Adaptógenos

Los adaptógenos tienen como misión mantener las funciones cerebrales en orden y el equilibrio adecuado de las células de este órgano.

No potencian tanto las capacidades cognitivas como otras clases de nootrópicos, sino que reducen los factores que pueden desencadenar estrés (uno de los factores que afecta de forma negativa en el rendimiento y la productividad).

6. El lado oscuro de los nootrópicos

¿Por qué despiertan recelo los nootrópicos entre la comunidad científica?

Como hemos dicho, aunque reciban el nombre de drogas inteligentes, estas sustancias no se consideran drogas ni fármacos.

Y esto tiene una primera consecuencia relevante: no pasan controles de calidad ni protocolos de seguridad de los organismos reguladores como la FDA (Administración de control de alimentos y medicamentos de Estados Unidos) o la Agencia de medicamentos de Europa.

Es decir, al ser considerados suplementos alimentarios, pueden comercializarse sin necesidad de asesoramiento médico, sin receta ni tienen que superar estudios experimentales mínimos de calidad y seguridad.

A diferencia de lo que ocurre con los fármacos tradicionales, sujetos a normas estrictas, se pueden comprar en multitud de portales de internet sin prescripción médica alguna. Incluso en Amazon se pueden encontrar.

Estarás de acuerdo conmigo en que para comprar una sustancia que afecta directamente al cerebro debes tener la seguridad de que cumple unos determinados estándares de calidad y seguridad médica.

¿Qué más problemas encontramos?

La comunidad científica se alarma, además, de la proliferación de foros donde los usuarios comparten sus experiencias con los nootrópicos, cuentan cómo los toman y aconsejan a otros usuarios sobre qué deben tomar.

Es decir, los consumidores, sin conocimientos ni respaldo médico, se convierten en asesores de otros usuarios.

Esto es peligroso.

Pero espera, que la cosa no queda ahí.

Si no existen estudios científicos rigurosos sobre los nootrópicos y las drogas inteligentes llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, tampoco se conocen los verdaderos efectos secundarios que pueden producir a largo plazo.

Es más, por lo que se sabe hasta ahora, los estudios contradicen las afirmaciones de los productores de nootrópicos. Las investigaciones afirman que no están exentos de efectos secundarios.

A corto plazo, después de tomarlos, los síntomas más comunes son dolor de cabeza, pequeñas pérdidas de memoria, dificultad para retener información, náuseas, fatiga e insomnio.

Por otro lado, existe una laguna de información sobre los efectos en las propias regiones en las que actúan.

En palabras de Lucien Thomson (profesor de neurociencia de la Universidad de Texas) en declaraciones a BBC Mundo, “muchos de los sistemas de neurotransmisores que conocemos y que están involucrados en la memoria también participan en otros procesos; así que si se toma algo para mejorar la memoria, se estarán afectando otras funciones cerebrales con efectos impredecibles”.

Leer “efectos impredecibles” al lado de “memoria” o  “cerebro” da un poco de miedo…

Por si fuera poco, no se sabe si los nootrópicos pueden interferir sobre los efectos de otros medicamentos ni las consecuencias en personas con problemas circulatorios, patologías cardiovasculares o con depresión endógena diagnosticada (la depresión que no tiene una causa externa que justifique un estado anímico bajo).

En conclusión, a pesar de no ser drogas y no generar adicción física, la comunidad médica advierte de que eso no quiere decir que no existan riesgos.

En este sentido, hay que tener en cuenta 2 factores.

Por un lado, los nootrópicos generan tolerancia en el organismo, por lo que cuanto más tiempo pase una persona tomando estas drogas inteligentes, más cantidad de sustancia será necesaria para conseguir los mismos efectos.

Ocurre lo mismo con el alcohol y con el tabaco.

Para que te hagas una idea, hay consumidores en Silicon Valley que reconocen haber empezado tomando una pila diaria y actualmente consumen 15, 20 o incluso 60.

¿Te parece una locura? A mí también.

Por otro lado, los últimos estudios apuntan a un posible desarrollo de dependencia psicológica.

Imagínalo.

Tomas nootrópicos y descubres una versión hipermejorada de ti mismo .

Tienes ideas geniales, te sientes pletórico, lleno de energía, motivado y tu capacidad de trabajo se dispara, eres más creativo, te expresas mejor… Te sientes como un superhéroe.

Dejar de tomar los nootrópicos y experimentar de nuevo tus capacidades normales haría que en seguida quisieras volver a sentir las altas cotas de productividad que habías alcanzado con las pilas o stacks.

Ahí radica la dependencia psicológica: una vez probados los efectos, es difícil conformarse con ser un ser humano “normal”.

7. Donde comprar nootrópicos

Vale, ya sabes algo más de los nootrópicos: Beneficios, tipos, posibles contraindicaciones.

Ahora sí estás en disposición de decidir si quieres probarlos o no pero… ¿dónde se compran?

Páginas web

Puedes pedir nootropicos online en cualquiera de las webs de las startups que hemos mencionado arriba. La pega es que como son americanas, los gastos de envío a España se disparan.

Otra opción que hemos encontrado es Noocube. Es una de las empresas de nootrópicos que más recientemente ha llegado al mercado en España y lo bueno es que desde su página web los gastos de envío son gratis.

Amazon

Con una simple búsqueda en Amazon puedes encontrar distintos tipos de nootrópicos. Ya tienes la suficiente información en este artículo para saber elegir y probar con prudencia 😉

Farmacias

La mayoria de nootrópicos sintéticos como el Modafinil, Noopept o Piracetam (comercializado como Nootropil) se pueden encontrar en farmacias, pero algunos necesitan receta medica porque se usan para tratar diferentes trastornos o enfermedades.

8. Conclusiones

Los nootrópicos como bio-hackeadores de las capacidades cerebrales han penetrado en el mercado y todo apunta a que van a traspasar las fronteras de Silicon Valley y se van a popularizar en las sociedades occidentales.

¿Conviene tomarlos?

Yo no tengo la respuesta.

Lo que sí puedo decirte es que, si los consumes, lo hagas con prudencia, sensatez y responsabilidad.

Piensa que no se sabe con certeza qué pasa por alterar el metabolismo cerebral ni cómo repercutirá en un futuro el incremento de los niveles de los neurotransmisores.

¡Si hasta hay neurotransmisores que están empezando a investigarse y apenas la ciencia sabe nada de ellos!

Que no se conozcan los efectos a largo plazo, no quiere decir que no existan.

Piensa en Marie Curie. Esta científica ganadora de 2 premios Nobel, descubrió el polonio y el radio. Fue pionera en la investigación de la radioactividad y murió de leucemia.

¿Sabes por qué desarrolló esta enfermedad? Por la exposición a los tubos de ensayo con radio durante años sin conocer los efectos nocivos que tiene este elemento sobre el organismo.

8.1. ¿Hemos consumido nootrópicos en Más y Mejor?

Ni Isa ni yo hemos probado aún los nootrópicos.

No descartamos hacerlo en algún momento, pero te aseguro que será de forma puntual y estudiando previamente qué conviene, en qué dosis y durante cuánto tiempo.

Si vas a probarlos, te recomiendo que elijas bien el momento, cuando tengas un pico de trabajo creativo fuerte y necesites todas tus capacidades al máximo. Es decir, úsalos para darle un empujón a tu libro, para avanzar con las lecciones de tu próximo curso, para resolver un problema complicado… ¡pero no los desperdicies para responder emails!

Lo que está claro es que, a pesar de ser una moda en Silicon Valley, en realidad no necesitamos nootrópicos para mejorar nuestro rendimiento, ni nuestra capacidad intelectual como emprendedores.

Una vida sana, con una alimentación saludable, ejercicio físico diario, esfuerzo y fuerza de voluntad, podremos conseguir todo lo que nos propongamos.

¿Para qué importar las modas de Silicon Valley? 😉

¿Conocías los nootrópicos? ¿Los has probado o los probarías? ¿Te gustaría que entrevistáramos a algún médico o neurocientífico para profundizar en las drogas inteligentes? ¡Que empiece el debate en los comentarios!

About the author

olivaresmerlos

Emprendedor de Alto Rendimiento en masymejor.com | Socio Co-Fundador de Coobis.com | Master en Project Management por la EEN | Amante del Baloncesto | Obsesionado con el Crecimiento Personal | Viajero Inconformista.

26 comments

Leave a comment: