Mapas Mentales Mega Tutorial: todo lo que necesitas saber para organizar tus ideas

MAPAS-MENTALES

Creo que los mapas mentales me han acompañado desde mucho antes de empezar en Internet. No recuerdo la fecha en la que hice el primero, pero puedo asegurarte que desde que los descubrí… ¡fue amor a primera vista! 🙂

¿Alguna vez has pensado la cantidad de información que almacenamos en la cabeza? Es tanta que puede costar organizarla y poner en orden las ideas. La buena noticia es que parar ayudarnos contamos con una herramienta muy útil: los mapas mentales.

¿Quieres saber cómo sacar provecho de los mapas mentales para estructurar, organizar y recordar mejor la información? Entonces, sigue leyendo. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los mapas mentales para convertirlos en tus aliados cuando inicies un nuevo proyecto de trabajo o necesites potenciar la creatividad.

1. Qué son los mapas mentales

Un mapa mental (mind map, en inglés) es una representación gráfica de ideas, pensamientos y conceptos relacionados con un tema concreto cuyo objetivo es sintetizar la información lo máximo posible.

Es decir, es un esquema sobre un tema específico.

Esta técnica no es nueva. La inventó el escritor y consultor educativo inglés Tony Bouzan en Inglaterra allá por 1974 en un intento por desarrollar un modo de obligar al cerebro a abandonar el pensamiento lineal para estimular la creatividad y sacar el máximo potencial del desarrollo de las ideas. 

¿Qué es eso del pensamiento lineal?

1.1. Pensamiento lineal y pensamiento lateral

Hay situaciones y problemas que requieren un pensamiento lógico para encontrar la mejor solución. Pero hay otros casos en los que la solución pasa por encontrar nuevos enfoques. Y para eso hace falta ingenio y creatividad.

Pues bien, el pensamiento lineal es el primero; el lógico.

Y el pensamiento lateral es el que desarrolla la creatividad.

¿Y qué tiene que ver esto con los mapas mentales?

Pues que está demostrado que el pensamiento lineal y lógico no potencia la creatividad. Por eso, al elaborar un mapa mental nos obligamos a adoptar el pensamiento lateral y nos volvemos más creativos.

Se generan así nuevas relaciones de ideas y podemos encontrar soluciones que el pensamiento lineal habría impedido.

Como ves, todas estas características convierten a los mapas mentales en un recurso casi imprescindible para mejorar el aprendizaje, la planificación, la productividad y la creatividad.

1.2. Elementos de un mapa mental

Aunque los diseños varíen, todos los mapas mentales tienen unas características comunes.

Lo más importante es que un mapa mental gira en torno a un único tema. Por lo tanto, no puede haber más de una palabra clave principal (que recibe el nombre de “nodo principal”).

En torno a ese nodo principal (que por norma general se coloca en el centro del que será el mapa mental) creamos las ramificaciones de las ideas secundarias (nodos secundarios).

Por lo tanto, cuanto menos relevantes sean las ideas dentro del esquema general, más alejadas se mostrarán del centro y de la palabra clave principal.

Otros elementos esenciales de los mapas mentales son los conectores de ideas, los colores y la representación de los conceptos a través de imágenes o dibujos.

Los colores no se usan por dejar el mapa mental bonito (que también), sino porque facilitan la asimilación de la información y estimulan el cerebro para que genere nuevas conexiones de ideas.

Teniendo en cuenta estos elementos (tema principal, ideas secundarias, conexiones, colores y dibujos), un mapa mental tiene un aspecto como el de esta imagen:

mapas-mentales-que-son-para-que-sirven-herrameintas-todo

A modo de resumen, los elementos imprescindibles de un mapa mental son:

  • Lienzo: hoja donde creamos el mapa mental.
  • Nodo principal: concepto clave.
  • Nodos secundarios: ideas secundarias relacionadas con el tema principal.
  • Vínculos: las relaciones entre conceptos.
  • Conexiones: las asociaciones adicionales entre conceptos.
  • Colores: para destacar las ideas visualmente y diferenciar los vínculos de los nodos.
  • Imágenes y dibujos. 

A mí particularmente me gusta usar mapas mentales sin demasiados “extras”. Es decir, prefiero los que solo llevan texto y, como mucho, algún que otro color para destacar algo importante.

En mi caso prefiero la rapidez en la creación antes que el diseño del mismo.

1.3. Diferencia entre mapas mentales y mapas conceptuales

Aunque ambos términos hacen referencia a la organización visual de información, los mapas mentales y los mapas conceptuales no son sinónimos.

Podríamos decir que los mapas mentales son más “libres”. Las ideas se conectan sin seguir un orden lineal, por medio de líneas, símbolos o imágenes, mientras que los mapas conceptuales son más rígidos y sobrios.

A diferencia de los mapas mentales (que requieren pensamiento lateral), los mapas conceptuales se elaboran a partir de un pensamiento lineal y lógico.

En cuanto a los elementos que se incluyen en cada uno de ellos, tampoco son iguales.

Los mapas conceptuales se basan únicamente en el lenguaje escrito, por lo que no se incluyen imágenes y las conexiones entre conceptos necesariamente deben ser por medio de palabras (verbos o conjunciones). Por el contrario, los recursos gráficos son características propias de los mapas mentales.

MAPA-CONCEPTUAL-CMAP-CONCEPT-MAP

Ejemplo de mapa conceptual.

2. Para qué sirven los mapas mentales

Los mapas mentales son muy útiles. Y cuando eres emprendedor al frente de un negocio, más aún.

Sirven tanto para estudiar y memorizar contenidos como para organizar reuniones de trabajo o planificar el desarrollo de un proyecto, un curso o un infoproducto, por ejemplo.

Incluso son útiles para preparar artículos o para empezar tu blog.

2.1. Beneficios de los mapas mentales

Seguro que con lo que hemos comentado hasta el momento ya te estarás imaginando algunos de los beneficios de trabajar con mapas mentales.

Puesto que los mapas mentales no tienen una estructura lineal, las ideas fluyen con mayor rapidez, por lo que el cerebro es capaz de relacionar conceptos de forma más ágil y creativa.

Así que podríamos resumir los principales beneficios así:

  • Ayudan a desarrollar la capacidad de síntesis y organización de cualquier tipo de información.
  • Mejoran la creatividad.
  • Agilizan la relación de conceptos.
  • Permiten descubrir nuevas perspectivas sobre un tema específico.
  • Contribuyen a una mayor rapidez para resolver problemas.
  • Mejoran la capacidad de análisis y reflexión.
  • Agilizan la mente.
  • Ayudan a planificar actividades, tareas y proyectos.
  • Son claros, específicos y precisos.
  • Permiten ver mucha información de un solo vistazo.

2.2. Aplicaciones de un mapa mental

Si los mapas mentales ayudan a procesar, entender y organizar mejor la información sobre un tema, imaginarás que las aplicaciones que tienen son tantas como usuarios. 😉

Como emprendedor, te cuento los usos que les damos nosotros en Más y Mejor, para que te sirvan de inspiración cuando te plantees crear tu primer mapa mental:

  • Hacer un brainstorming para organizar pensamientos.
  • Preparar un borrador y organizar ideas para dar una charla, una ponencia o un webinar.
  • Planificar la estructura de un ebook o libro.
  • Elaborar un post (sobre todo cuando se trata de artículos largos, tipo megaposts) o el guion de un vídeo.
  • Definir la estrategia de tu negocio o proyecto.
  • Gestión de proyectos.
  • Organizar reuniones.

Hasta el propio Anxo Pérez en su entrevista nos contaba que los mapas mentales son una de sus herramientas favoritas:

Ver el momento en que Anxo Pérez habla de los mapas mentales.

3. Cómo hacer mapas mentales

Para crear mapas mentales, solo necesitas un papel (o una pizarra) y rotuladores de colores. Pero lo malo de usar un soporte físico es que tiene una limitación: el espacio.

Ten en cuenta que lo habitual es que a medida que trabajes en un mapa mental, este se haga cada vez más grande. Como ahora veremos, el primer paso para elaborar un mapa mental es hacer una lluvia de ideas; y para eso, tenemos que poder usar el espacio que necesitemos y no estar ni sentirnos limitados.

Por eso, lo más recomendable (y también lo más cómodo) es utilizar herramientas online que te permiten tener un lienzo infinito.

Pero ¿cómo se elabora un mapa mental?

Vamos a verlo paso a paso antes de contarte qué aplicaciones puedes usar para ello.

Paso 1. Decide el tema y el concepto principal

El primer paso para elaborar un mapa mental es elegir el tema.

Como hemos visto, los mapas mentales giran en torno a un único concepto principal y deben ser muy visuales. Esto quiere decir que para hacer un mapa mental habrá que utilizar el menor número posible de palabras, por lo que las frases completas están “prohibidas”.

Lo primero que haremos será escribir la idea principal en el centro de la hoja. Si quieres, puedes acompañar la palabra con una imagen representativa (de hecho, esto es aconsejable hacerlo).

Recuerda que todos los conceptos que incluyas a partir de ahora deben tener relación con el tema principal. Esto es fundamental para no perder el foco ni desviarte del objetivo del mapa mental.

Por ejemplo, imaginemos que Isa y yo queremos hacer un mapa mental sobre productividad. Escribiremos en el centro del lienzo esa palabra: “productividad“, que será nuestro nodo principal.

Los nodos secundarios directamente relacionados con “productividad” serán “fuerza de voluntad”, “motivación”, “hábitos” y “rendimiento”, por ejemplo.

Estos conceptos, a su vez, tienen otras ideas relacionadas, como “descanso”, “alimentación”… Pero vayamos por partes, que me estoy adelantando. 😉

Paso 2. Busca las fuentes de referencia

Ya tenemos un nodo principal y sabemos sobre qué será nuestro mapa mental.

¿Necesitas documentarte para desarrollar el tema de tu mapa mental? Este es el momento de hacerlo.

Recopila artículos, fotos, gráficos, vídeos y todo lo que consideres necesario para conocer bien el tema y alimentar tu mapa mental.

Incluso si dominas el tema, tener fuentes de referencia nunca viene mal. 😉

Paso 3. Añade las ideas secundarias

A partir del concepto clave que hemos puesto en el centro, vamos a empezar a apuntar las ideas más importantes.

Asegúrate de que el nodo principal destaca sobre el resto de elementos. Tu concepto clave debe ser llamativo, para que de un solo vistazo puedas ver de dónde parte toda la información.

Los nodos secundarios te ayudarán a crear la estructura básica del mapa mental con los conceptos más relevantes.

Luego profundizaremos en la jerarquía de la información y en el diseño. En esta fase, solo apunta todo lo que se te ocurra, como si estuvieras haciendo una lluvia de ideas.

Por lo tanto, ahora no filtres nada; solo apunta y anota. Ya verás que el hecho de apuntar un concepto, te lleva a otro y así, palabra a palabra, el cerebro abandona el pensamiento lineal y se dispara la creatividad.

Por cierto, si en algún momento te descubres escribiendo una frase completa, tendrás que sintetizarla en una única palabra o 2 como mucho. ¡Recuerda que las oraciones largas están prohibidas! 😉

Solo puedes usar verbos, sustantivos y adjetivos relevantes.

Como última recomendación para añadir los nodos secundarios de tu mapa mental, te aconsejo crear las ramificaciones siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

Paso 4. Ordena la información y añade asociaciones y conexiones

Cuando hemos terminado con nuestro brainstorming, llega el momento de colocar bien la información, eliminar los conceptos que se alejan del foco temático y establecer los vínculos y las conexiones.

Todas las palabras que no tengan una relación directa con el nodo principal, tendrán que ocupar un lugar inferior en la jerarquía, de modo que cuanto más alejada del centro se encuentre una idea, menos relevancia tendrá dentro del mapa mental.

Por el contrario, los conceptos de mayor prioridad se encontrarán más cerca del centro.

Así que en esta fase, toca repasar la estructura del mapa mental y mejorarla para que sea clara y funcional.

Paso 5. Mejora el diseño

Ha llegado el momento de afinar el diseño del mapa mental.

Los expertos recomiendan sustituir siempre que sea posible las palabras por imágenes o dibujos, para agilizar el trabajo del cerebro.

Añade colores en los nodos secundarios y en los vínculos entre conceptos.

Para conectar una idea con otra, usa líneas de colores, pero elige diferentes formatos para diferenciar los distintos niveles de importancia.

Por ejemplo, si los nodos secundarios están unidos al nodo principal por medio de líneas continuas, vincula los nodos secundarios con ideas menos importantes o detalles específicos con rayas de puntos.

Se recomienda usar más de 3 colores para que tenga más impacto y la información sea más fácil de identificar y retener (aunque ya te digo que para hacer un MVP no hace falta esto, jeje).

Como recomendación, utiliza los colores calientes (rojos y naranjas) para el nodo principal del mapa mental, colores tibios (verdes y marrones) para los nodos secundarios y colores fríos (azules y blanco) para las ideas menos relevantes.

Antes de dar por terminado tu mapa mental, revisa que no haya frases ni oraciones largas, que hayas incluido dibujos e imágenes y que eres capaz de identificar cada elemento por el uso de colores y formatos que has elegido.

Por último, el objetivo de dedicar tiempo a mejorar el diseño es convertir tu mapa mental en un recurso útil. Lo comento porque nos conocemos y sé que puedes sentir la tentación de perder varias horas por detenerte en detalles sin importancia. Ya sabes que hay que huir del perfeccionismo.

4. Herramientas para hacer mapas mentales

Existen un montón de herramientas para crear mapas mentales, así que tienes mucho donde elegir. Para facilitarte la tarea, aquí tienes 10 aplicaciones con las que harás mapas mentales muy atractivos.

Coggle

Con Coogle podrás crear mapas mentales en línea desde cualquier navegador y sin necesidad de descargar ninguna aplicación ni instalar nada en tu ordenador.

Además de colores y diversos diseños para crear mapas mentales, entre las funcionalidades de Coggle destacan la posibilidad de tomar notas, añadir imágenes, realizar comentarios, compartir los mapas mentales con otras personas e incluso chatear y recibir notificaciones en tu correo electrónico.

Podrás crear mapas mentales ilimitados, pero ten en cuenta que si usas la versión gratuita, todos tus mapas mentales serán de carácter público salvo uno.

herramientas mapas mentales Coggle

MindMeister

Compatible con todos los sistemas operativos, MindMeister es una herramienta en línea para crear y editar mapas mentales, generar lluvias de ideas, tomar notas, planear proyectos y cualquier otra tarea creativa en la que necesites organizar información de forma visual.

Está basado en la web, por lo que no hace falta descargar nada. Por si te interesa el dato, más de 7 millones de personas usan a diario este recurso.

Mapas mentales

iMindMap

Quizá la principal diferencia entre iMindMap y otras herramientas para hacer mapas mentales es que esta se ha desarrollado con ayuda de Tony Buzan, el creador del concepto del mapa mental.

Con este software podrás hacer tus propias lluvias de ideas, organizar conceptos y construir mapas mentales para potenciar tu creatividad y el pensamiento no lineal.

hacer mapas mentales tony bouzan

MindNode

Con MindNode podrás crear tantos mapas mentales como quieras. Permite incluir imágenes, dibujos, resaltar estilos y modificar muchos aspectos del diseño para que sea más fácil captar de un vistazo la información esencial de tus mapas mentales.

Permite guardar tus mapas en iCloud y exportarlos en formato abierto, texto o imagen.

Hacer mapa mental con MindNode

GoCongr

GoCongr es un entorno online gratuito concebido para facilitar el aprendizaje de conocimientos.

Es muy fácil de usar, por lo que se convierte en una herramienta ideal para organizar tus ideas rápidamente, crear mapas mentales, planificar tu estudio y monitorizar tu proceso en tiempo real.

Además, permite descargar los mapas mentales y compartirlos con amigos o colaboradores de trabajo.

GoConqr para hacer mapas mentales

Bubbl

Bubbl.us es una plataforma para crear mapas mentales en línea, sin necesidad de instalar o descarga ninguna aplicación. Incluye muchas opciones de colores y diseños para hacer mapas mentales atractivos que podrás descargar como imagen o compartir con tus amigos o colaboradores.

Además, es una herramienta multidispositivo, por lo que podrás elaborar mapas mentales tanto desde ordenador como desde tablet o incluso desde el móvil.

herramientas hacer mapas mentales

Mapul

Otra de las herramientas disponibles para crear mapas mentales es Mapul.

Ofrece una versión gratuita y varios planes de pago. Si vas a crear mapas mentales para tu negocio unipersonal, el plan básico es más que suficiente para organizar y darle forma a tu lluvia de ideas.

hacer mapas mentales con mapul

MindManager

MindManager es una de las herramientas más utilizadas en todo el mundo para crear mapas mentales.

Permite compartir y exportar la información, ya que es compatible con más de 700 aplicaciones web.

Podrás hacer mapas mentales dinámicos, diagramas de flujos de trabajo, mapas conceptuales, cuadros de mandos… Incluye herramientas para presupuestos y previsiones, cuadros de análisis de riesgos y un montón de plantillas, por lo que este software va más allá de hacer mapas mentales. ¡Es muy completa!

El único “pero” es que tiene una prueba gratuita de 30 días y tras ese periodo, hay que pasar por caja para poder usarla.

crear mapas mentales con MindManager

MindGenius

Con una interfaz sencilla e intuitiva, en MindGenius podrás capturar información e ideas para después crear tus mapas mentales.

Se trata de un software en línea y gratuito (en inglés) que te permite transformar tus pensamientos en planes organizados y concretos.

mapas mentales online con MindGenius

WiseMapping: ¡nuestra favorita!

Con WiseMapping, además de crear mapas mentales, podrás compartirlos y descargarlos. Incluso permite incrustarlos en una página web.

Es de uso gratuito y en línea, por lo que en este caso tampoco hace falta instalar nada en el ordenador.

mapas mentales con WiseMapping

Aquí puedes ver un mapa mental hecho por nosotros para una charla sobre Twitter:

MAPAS-MENTALES-ORGANIZAR-IDEAS-QUE-SON-PARA-QUE-SIRVEN-CHARLA-CONFERENCIA-EVENTO

Este mapa también sirvió para organizar el contenido del webinar el curso Twitter for Bloggers.


Ahora que tienes toda la información que necesitas para hacer mapas mentales, cuéntanos: ¿vas a incluirlos en tus flujos de trabajo diarios? ¿Sobre qué tratará tu primer mapa mental? ¿Conoces alguna otra herramienta para crear mapas mentales? Seguimos en los comentarios.

About the author

olivaresmerlos

Emprendedor de Alto Rendimiento en masymejor.com | Socio Co-Fundador de Coobis.com | Master en Project Management por la EEN | Amante del Baloncesto | Obsesionado con el Crecimiento Personal | Viajero Inconformista.

2 comments

Leave a comment: