Por qué no sirve de nada hacerse propósitos de año nuevo

Una vez más, llega Diciembre y con él unos días de reflexión y nuevos propósitos.

Y aunque podemos comenzar nuevos hábitos y ponernos objetivos en cualquier momento, es bueno aprovechar estos ciclos de la vida para este tipo de revisiones. Cerrar un ciclo y abrir otro es motivador y nos llena de energía para nuevos retos.  Es como un reseteo natural.

Pero no es nada nuevo que te diga que muy poca gente consigue realmente mantenerse firme en esos objetivos.

¿Por qué? ¿Por qué unas personas (pocas) los cumplen y otras no?

Hoy te vamos a contar por qué no sirve de nada hacerte propósitos de año nuevo, si no estableces un PLAN.

Y es que hace falta mucho más que simplemente ganas, hay otros factores que influyen y que está demostrado ayudan a conseguir los objetivos.

¿Te interesa empezar 2017 con buen pie? Sigue leyendo….;)

CÓMO CREAR UN PLAN DE ACCIÓN PARA CONSEGUIR TUS OBJETIVOS

1. NUEVAS HABILIDADES Y CONOCIMIENTOS

Proponerse nuevos objetivos y retos implica evolucionar como persona. Y para eso es necesario formarse.

No puedes pretender obtener resultados distintos si sigues haciendo siempre lo mismo.

Los que tienen éxito en sus objetivos no solamente se lo proponen si no que se forman al respecto.

A mi es una de las cosas que más me gustan del proceso de definir nuevos hábitos, retos u objetivos. Empezar a buscar en Internet, a preguntar y a inspirarme con nuevas ideas para ver cuales de ellas puedo aplicar a mi caso concreto.

Y la verdad que me ha funcionado bastante bien.

Si quiero ir al gimnasio 3 veces por semana, necesito investigar para ver que rutina voy a hacer, cuales son los mejores ejercicios para mí, etc.
Si quiero comer mejor, busco nuevas recetas saludables y sobre todo que me gusten para poder mantenerlo en el tiempo y que sea realmente un cambio duradero.

Para cualquier objetivo que te propongas sea personal o profesional necesitarás dar este paso. Sino, fracasarás, otra vez.

Aprender e investigar sobre algo que te importa te hará estar más comprometido.

Así que pregúntate:

¿Qué habilidades o conocimientos necesitas y donde vas a adquirirlos?
¿Qué libro vas a leer? ¿Qué curso vas a comprar? ¿A quien vas a preguntar?

2. RODÉATE DE ALIADOS

Puedes conseguir tu objetivo tu solo. No hay duda de eso.

Pero también te digo que va a ser más difícil ya que habrá momentos de debilidad y de bajón en los que puede que pienses en tirar la toalla.

Tener alguien al que rendir cuentas es una gran estrategia para lograr tus objetivos.

¿Quienes son las personas de tu entorno en las que te puedes apoyar? Busca amigos, compañeros, cualquier persona que ya haya conseguido ese objetivo, también lo quiera conseguir o simplemente que esté dispuesta a apoyarte y animarte cuando lo necesites.

Y por duro que parezca, aléjate de los que te intentan tentar y persuadir para que sigas haciendo lo mismo de siempre y no mejores.

3. PLANIFICA RECOMPENSAS

Siempre decimos que, aunque seamos ambiciosos y exigentes con nosotros mismos, también tenemos que valorar nuestras victorias.

Identificar y valorar cada uno de los pequeños pasos que damos, es una de las claves para mantenernos motivados y seguir adelante.

Planifica qué recompensas y premios te vas a dar cada vez que alcances un hito en tu objetivo.

Juanmi y yo nos hemos dado un par de buenos viajes este año en recompensa de unos meses de trabajo duro. Para mi no hay mayor motivación para trabajar a tope, que saber que después me espera un mes de disfrutar haciendo una de las cosas que más me gustan. Esa sensación de que te lo mereces es genial 🙂

Pero no tienes porque irte un mes a Grecia 🙂

Cualquier capricho, una comida o cena, una escapada, una tarde libre. Lo que sea que te haga sentir  bien y te deje asimilar y valorar tu pequeña victoria por muy pequeña que sea.

4. PREPARA EL ENTORNO Y ANTICIPA LOS OBSTÁCULOS

Por último y no menos importante, el entorno. Jugar al ataque en vez de a la defensiva.

Todos somos débiles, así que se trata de tener todo preparado de antemano para que sea más fácil hacer lo correcto. Para no tener que estar todo el rato tomando decisiones y luchando contra esa vocecita interior que nos quiere tentar.

Piensa en todas las situaciones u obstáculos que te vas a encontrar a la hora de mantenerte firme en tu propósito y traza un plan.

Por ejemplo si quieres salir a correr justo al levantarte, prepara la ropa la noche de antes y así por la mañana no tendrás ni que pensar. Habrás tomado la decisión el día anterior y eso te hace comprometerte en tu subconsciente.

  • Si quieres comer sano, evita tener en la cocina cosas que sabes que no te convienen.
  • Si quieres trabajar más concentrado, aleja el móvil o ponlo en modo avión.

Incluso puedes ir más allá y hacer frases el tipo Si / Entonces.

Si tengo hambre a mitad de la tarde, entonces me comeré una fruta (debes tenerla preparada).

Si hace frío, entonces me pondré una camiseta térmica para salir a correr.

Puede que necesitas echarle imaginación para pensar en todos los posibles obstáculos a los que te puedas enfrentar a la hora de conseguir tu objetivo, pero merece la pena. Conseguirás comprometerte pase lo que pase y se incrementarán las probabilidades de éxito.

Según estudios científicos, planificar intencionadamente los objetivos ayuda a mantener la motivación y a conseguirlos.

Así que queremos regalarte una plantilla para que puedas crear tu plan de acción para cada objetivo o propósito que tengas para el nuevo año. Solo déjanos tu email y te la mandamos 😉

PLANTILLA de regaloPLAN DE ACCIón para conseguir tus objetivos

Descarga nuestra plantilla para definir tus objetivos y propósitos para el nuevo año y un plan para conseguirlos.

PERO FALTA EL ELEMENTO CLAVE

Todo esto es necesario para que todos los factores jueguen a tu favor a la hora de conseguir tu principal objetivo, pero falta un elemento.

Algo que solo depende de tí.

La motivación está muy bien. Todos empezamos el año muy motivados y a tope de ganas. Los gimnasios se llenan, pero poco a poco, se va desinflando la cosa. Y es que la motivación es una emoción volátil de la que no deberías depender.

Necesitas algo más que te de fuerza cuando la motivación se esfuma. Y ese algo es tu autodisciplina y fuerza de voluntad.

Tu eres el último responsable de tus decisiones y de tus actos. Y, al igual que un músculo, esa fuerza de voluntad se puede entrenar y mejorar para que cada vez te sea más fácil cumplir lo que te propongas.

Y ahora dime, ¿cómo seria tu vida si consiguieras tu principal objetivo en 2017?

About the author

Isa

Tras crear varios proyectos en internet y vender nuestra startup en 2015, ahora nos dedicamos a viajar por el mundo y compartir nuestra experiencia ayudando a otros emprendedores a sacar su máximo potencial, avanzar con sus negocios y crear su estilo de vida.

13 comments
Jesus - diciembre 19, 2016

¡Totalmente de acuerdo Isa!

Estoy seguro de que todos tenemos nuevos objetivos para el comienzo de 2017 🙂

Sin ninguna duda, destacaría como principal problema el plan de acción. La clave no está en el qué quiero conseguir, más bien en el cómo voy a conseguirlo. No dejaría de hacer hincapié en ese tema, establecer acciones y metas a corto plazo, porque de esta forma, lo más probable es que poco a poco consigas tu objetivo.

Pongo un ejemplo, imaginad que mi objetivo es correr una media maratón, esto obviamente requiere su esfuerzo, no se consigue de un día para otro. ¿Qué tienes que hacer entonces? Planifícate la semana. Déjalo por escrito: martes, jueves y sábado correré 5 kilómetros, posteriormente, la segunda semana aumentaré un tanto por ciento, etc.

Por eso es de gran importancia el punto número uno, informarse y aprender nuevas habilidades y conocimientos. A partir de ahí, los demás puntos serían la importancia del entorno o una ayudita para conseguir lo que te propones.

Os deseo toda la suerte del mundo para 2017, un saludo 🙂

Reply
    Isa - diciembre 19, 2016

    Hola Jesus!

    Efectivamente, la planificación es básica para cumplir objetivos y para crear nuevos hábitos.
    Y también mucha gente quiere cambiar cosas sin cambiar sus acciones diarias, y eso es imposible 😉

    Me gusta decir que para conseguir cualquier objetivo, tenemos que evolucionar como personas si o si.

    Todo el éxito del mundo también para tí!

    Un abrazo!

    Reply
Sarah Gibrán - diciembre 19, 2016

Muchas gracias por las ideas, este año me he marcado objetivos claros, uno de ellos es terminar uno de los cursos que estoy haciendo con vosotros jajaja la planificación me está costando porque los peques y otras cosas personales ocupan mucho tiempo, pero se puede, cuando se quiere se encuentran motivos, cuando no se quiere se encuentran excusas. Un abrazo , cuando vengáis por Almería avisad para un café 🙂 Quedada almeriense please !!!

Reply
    Isa - diciembre 19, 2016

    Hola Sarah!

    Totalmente de acuerdo! Imagino que con peques debe ser mucho más complicado, pero como dices, todo es cuestión de prioridades 😉

    Por Almeria iremos el año que viene seguro!

    Un abrazo!

    Reply
Jose Otero - diciembre 20, 2016

¿No crees que otro problema y bien gordo es que la gente solo escribe sus metas 1 vez al año en lugar de 730 veces?

El mejor hábito que he incorporado este año es el de escribir mis objetivos cada mañana y cada noche.
Es una locura.
Cada vez que dejo de hacerlo mi productividad baja en picado.
Cuando retomo el hábito es magia 🙂 Los resultados vuelven

Reply
    Isa - diciembre 20, 2016

    Totalmente de acuerdo Jose,
    Tener siempre presente el objetivo es otra de las claves para no olvidarnos de él y perder la motivación.
    Hay que crear un plan y después revisar diaria y semanalmente el avance.

    Buen consejo!
    Un abrazo 😉

    Reply
Alvaro Sánchez - diciembre 20, 2016

Anticípate a los obstáculos, qué buen consejo, nunca lo había visto así pero sí lo había sentido.

Cada noche, tengo que tener listo el bol que utilizo para desayunar, si me acuesto sabiendo que voy a tener que fregarlo por la mañana madrugar se hace 10 veces más difícil.

Estoy trabajando duro el hábito de madrugar mucho, y cuando me levanto, hasta lo más mínimo es un obstáculo.

Gracias!

Reply
    Isa - diciembre 20, 2016

    Hola Alvaro!

    Correcto!! Si pensamos de antemano los posibles obstáculos y los quitamos de en medio, necesitaremos menos fuerza de voluntad para conseguir el objetivo además de que nos comprometemos más.
    Es jugar a la defensiva en vez de a la ofensiva.
    Y si, por la mañana todo cuesta más así que mejor dejar preparado de antemano lo que esté bajo nuestro control!

    Un abrazo!

    Reply
Miguel Angel - diciembre 20, 2016

Hola Isa y Juanmi,

Creo que las pequeñas recompensas es un aspecto fundamental, aunque tampoco hay que olvidar los sacrificios que se hacen por el camino.

Tener un “por qué” bien definido, y anotar tus objetivos a 3, 6 y 12 meses vista ayuda bastante.

Un abrazo!

Reply
Miguel Aguado - diciembre 22, 2016

¡Pero que razón x dioss! En mi casa ya me estoy imaginando la estampa de cada año (joé, es que es tradición, jejeje) que si un@ dejará de fumar, otr@ se quitará esos kilitos de más -pagando una cuota anual del gym para “mentalizarse” aunque luego aparezca para pasearse como mucho por el spá-, y algun@ que otr@ hará la promesa de que comerá más sano… (ni de coña, ese soy yo, no pienso renunciar ni en 2017 ni en 2030 a un buen platito de bravas, pallita o calamares con “all-i-oli”.

No obstante, en algunos casos o proyectos voy a ver si pongo mi convicción y convencimiento (que no fuerza de voluntad..) en llevarlos a cabo.

Os deseo lo mejor en estas fiestas y sobretodo un MÁS Y MEJOR 2017!! 😉

Un abrazo.

Reply
Manuel Herrera Quesada - enero 3, 2017

Buenos días, pues sí has dado en el clavo. Como cada inicio de año no pueden faltar los propósitos.
Cada uno de nosotros nos conocemos mejor que nadie y yo he descubierto que no se puede depender de agentes externos para la consecución de los objetivos, estos deben ser por y para uno mismo. Así que este año haré mi meditación necesaria para iniciar mis propósitos, miraré fallos cometidos en otros intentos y sí o sí este año voy a conseguirlo.

Reply
María José Soto García - enero 9, 2017

Hola chicos!!!!

A mi me pilláis marcando mis objetivos en un día muy especial para mi.

Yo hago un reset cada año el día 9 de enero, aprovechando que es mi cumpleaños. Para mi esta fecha es la que marca realmente el inicio de un nuevo año.

Este año he decidido planificar los objetivos a corto plazo. Lo haré cada trimestre. De esta manera, creo que tendré un mayor control y foco. Uno de los errores que cometo cada año es querer abarcar demasiadas cosas. Es cierto que un año es muy largo pero como no te centres se pasa y no has hecho ni la mitad de lo que te has propuesto.

Os confieso que para mi el año 2016 ha sido el que mayores logros me ha traído. Y mis grandes aliados han sido mis hábitos. He ido incorporando hábitos que me han ayudado a crear sistemas que me permiten alcanzar aquello que me propongo.

Propósito, Minimalismo y Kaizen son mis tres palabras para el 2017.

Creo que será un gran año y espero que en algún momento se crucen nuestros caminos. Me encanta el trabajo que estáis haciendo con vuestro blog.

Os deseo un 2017 cargadito de éxitos.

Abrazos!!!

María

Reply
Montserrat Benavides - enero 18, 2017

Hola Isa, este año mi palabra es Disciplina, porque en mi caso la necesito para crear esos hábitos que se me resisten.
Pensar en los obstáculo si lo que hago, no siempre. Sobretodo ese de tenerlo todo preparado por la noche para que a día siguiente sea más fácil.
Me quedo con lo de tener que rendir cuentas a alguien. Recuerdo que cuando trabajaba para una empresa, ahí estaba mi jefe.

Ahora que trabajo por mi cuenta se complica un poco. Aunque el compromiso al final es conmigo misma, tener que rendir cuentas a otro funciona.
Excelente el repaso que has hecho!! Un abrazo

Reply
Click here to add a comment

Leave a comment:


Web Statistics