6 Hábitos para Emprendedores que Evitarán que acabes Quemado

HABITOS-EMPRENDEDORES-QUEMADO

¿Alguna vez a mitad del día te has sentido tan estresado y bloqueado que has tenido que dejar lo que estabas haciendo porque eras incapaz de seguir?

¿Alguna vez has tenido momentos de agobio en los que te has llegado a plantear si merece la pena todo el esfuerzo?

¿Alguna vez has llegado a sentirte quemado? Yo si…

Gestionar bien nuestro tiempo para no quemarnos es uno de los grandes retos que tenemos todos los emprendedores.

Queremos hacer tantas cosas, tenemos tantos proyectos en mente, que a veces nos pasamos horas y horas trabajando y aun así sentimos que nos falta tiempo.

Juanmi y yo lo hemos pensado muchas veces:

Ojalá el día tuviera más de 24 horas…
Ojalá pudiéramos parar el tiempo y avanzar muchas cosas…

Pero no, no es un problema de falta de tiempo, el tiempo es el que es y eso por desgracia, no se puede cambiar.

El problema somos nosotros cuando no somos capaces de gestionarlo bien. Cuando no somos capaces de balancear ese tiempo disponible de forma equilibrada entre el trabajo, la familia, el ocio… Y entonces nos acabamos quemando.

Hay muchas formas de resetear y prevenir quemarte y seguramente será diferente dependiendo de tu situación y tu estilo de vida: si tienes hijos o no, si tienes un trabajo por cuenta ajena y a la vez estas empezando tu proyecto o si ya te dedicas al 100% a tu negocio.

Pero al final todos queremos lo mismo: conseguir compaginar con éxito todas las áreas de nuestra vida y sentirnos felices y realizados.

ANALIZA LOS MOTIVOS

Lo primero que tienes que hacer es darte cuenta de la situación.
Cuando notes que estás empezando a agobiarte, da un paso atrás y pregúntate: ¿qué me ha llevado aquí?

¿Llevas varias semanas trabajando en un proyecto sin descanso?
¿Llevas muchos días haciendo tareas y cosas que no te gustan y sientes que dejas de lado tus objetivos?
¿Estás descuidando tu salud y te está pasando factura?

Analizar los motivos te dará las herramientas necesarias para evitar que te pase en el futuro.

Nosotros hemos hecho ese análisis, en base a nuestra propia experiencia, y hemos identificado 6 hábitos para emprendedores que usamos en el día a día para evitar llegar a ese punto y ¡acabar quemados! Esperamos que te sirvan.

1. Planifica tu tiempo

Nos encanta tener una foto de nuestro día y semana estándar, y reservar cada bloque de tiempo para tareas específicas.

Digo “día estándar” porque evidentemente no siempre puedes cumplirlo. Hay veces que estás de viaje, fuera de casa y toca adaptarse. Pero fuera de eso, para nosotros la planificación es básica.

Esto nos hace tener claro el tiempo que tenemos disponible al día y no cargarnos con más cosas de la cuenta.

Te enseñamos un pequeño ejemplo de lo que es una semana en nuestro calendario:

HABITOS-PARA-EMPRENDEDORES-QUEMADO-CALENDARIO

Como ves en el calendario no solo hay tareas de trabajo. Es una rutina completa.

Puede ser un poco friki planificar hasta el gimnasio y las comidas pero te aseguro que es uno de los mejores trucos para ser conscientes de nuestro tiempo real y no descuidar otras áreas de nuestra vida.

Hace unos años íbamos al gimnasio al final del día. ¿Qué pasaba? Que nos liábamos con tareas que queríamos acabar y no teníamos tiempo, o estábamos tan cansados que al final no íbamos.

Esto ya no nos pasa.

Este año uno de nuestros objetivos y prioridades es la salud así que por eso el gimnasio y la alimentación tiene un hueco en el calendario.

Cualquier tarea importante, aunque te parezca obvia, hazla parte de tu calendario y evitarás caer en la tentación de saltártela. Es como si fuera una reunión contigo mismo.

2. Ejercicio y buena alimentación

Estar todo el día sentados no es sano, ¡lo sabemos! Pero los emprendedores estamos tan concentrados en nuestros objetivos que a veces ignoramos todo lo demás, incluyendo la salud.

No se trata solo de conseguir el equilibrio entre trabajo, familia y tiempo personal, sino también de darle a tu cuerpo la energía que necesita a través del ejercicio y la alimentación correcta.

Nosotros vamos al gimnasio a media mañana, después de hacer algunas tareas importantes como escribir.
Y la verdad que nos da una energía para el resto del día que hace que trabajemos mejor.

La sensación de haber hecho una tarea importante para tí como ir al gimnasio y las endorfinas que se liberan, sin duda nos cargan las pilas y nos ayudan a estar más motivados y concentrados durante el resto del día.

¿Y qué decir de la alimentación? ¿No te pasa alguna vez que cuando estas muy concentrado trabajando, no quieres perder tiempo y acabas yendo a lo rápido y comiendo cualquier cosa? Admítelo 😉

A riesgo de ser pesada, yo no me canso de repetirlo. La alimentación juega un papel muy importante en cómo te sientes, en tu productividad y en tu capacidad de concentración.

Eres lo que comes. Tu cuerpo es tu vehículo así que dale una buena gasolina.

Un truco para evitar ir a lo fácil es planificar tus comidas saludables para toda la semana y tener claro qué vas a comer cada día. Así no tendrás casi ni que pensar. Incluso puedes dedicar un día a preparar algunas comidas por adelantado para que luego sea mucho más rápido y no tengas excusas.

3. Ten claras tus prioridades y aprende a decir no

¿No te pasa que a veces te ves inmerso en muchos compromisos y haciendo tareas que quizás no están tan alineadas con tus objetivos? Sientes que no avanzas y que no tienes el control. Hacer esto durante mucho tiempo quema.

Ten en cuenta que cada vez que dices sí a algo, estás diciendo no a otra cosa.

Nuestro tiempo es limitado así que siempre hay un coste de oportunidad.

Cuando vuelvas a tener que decidir si decir que si o no a algo, mira tu calendario, tu planificación, tus prioridades. Ten muy claros tus objetivos y pregúntate: ¿qué tengo que dejar de hacer para hacer esto?

Esta pregunta te hará poner las cosas en contexto y darte cuenta de si de verdad puedes o quieres aceptar.

Esto no solo aplica a proposiciones externas de otras personas.
Juanmi por ejemplo tiene ideas cada día, es un “creador loco” (véase el libro Haz que funcione), y tener claras nuestras prioridades en cada momento hace que sea más fácil tomar la decisión de comenzar con una nueva idea o dejarla para más adelante.

No te sientas mal por tener que decir no a ciertas cosas, proyectos u oportunidades. Diciendo que no estás eligiendo lo que de verdad tu quieres hacer en tu día a día y, para eso eres emprendedor, no?

Para diseñar tu vida y hacer lo que quieres de verdad.

4. Desconecta y dedica tiempo para tí

Este es uno de los puntos más complicados para nosotros.

Cuando trabajas desde casa y encima haces lo que te gusta es muy complicado desconectar.

Pero es una de las causas más comunes de acabar estresado y quemado.

Hay veces que nos hemos llegado a plantear si merece la pena todo esto si no tenemos tiempo de hacer lo que de verdad queremos.

Efectivamente, es un poco contradicción: Soy emprendedor para tener libertad pero luego no tengo libertad porque estoy todo el día trabajando. No encaja.

Por supuesto hay momentos en los que hay que estar a tope y decir que no a muchas cosas para sacar adelante tu proyecto, como te contamos en nuestra historia sobre Coobis. Pero una vez que la cosa está más estable, no puedes seguir dedicando 12 horas al día a trabajar, porque te quemarás.

Nosotros nos hemos puesto como hora límite las 7 de la tarde. En ese momento, hacemos una rápida revision del día y vemos lo que hay que hacer mañana. A partir de ahí la idea es desconectar de trabajo (digo “la idea” porque no, no siempre lo conseguimos, pero para eso seguimos mejorando cada día ;))

Una vez que consigues desconectar del trabajo, pues dedicate tiempo a tí y a tus hobbies.
Puede ser ir a comprar, salir a correr, tomar una cerveza con amigos, leer, ver una serie o quedarte en casa haciendo otras tareas como preparar la cena o la comida de mañana.

Sea lo que sea, asegúrate de dedicar tiempo a hacer otras cosas que te gustan y no tiene nada que ver con trabajo. Por mucho que te guste tu proyecto, al final todo esto lo estás haciendo por un último fin que es tener más libertad, ¡así que úsala!

5. Sal de la rutina

Nos encantan los hábitos y las rutinas, cuando estamos estables en un sitio y podemos hacerlas. Creemos que son la base del crecimiento personal y lo que te hace ir dando pasos hacia esa mejor versión de ti mismo.

Pero de vez en cuando es bueno resetear y no seguir ninguna regla, desconectar y hacer que vuelvas con mas gana a tu rutina.

Un pequeño viaje de fin de semana o un viaje más largo, un retiro de meditación o un descanso a media semana.

Nosotros estamos empezando a dejar un “dia libre” a mitad de la semana para salir de la rutina y hacer lo que queramos. Nos encanta la sensación de irnos por ejemplo un miércoles por la mañana por ahí, cuando la mayoría de la gente está trabajando.

Sentir esa libertad es lo que nos recuerda porque nos gusta emprender y ser dueños de nuestro tiempo.

Pero ojo con esto, porque mucha gente dice que quieren ser emprendedores y tener su propio negocio para tener la libertad de irse de viaje cuando quieran. Suena bien, pero la realidad es que empezar y hacer crecer un negocio puede consumir todo tu tiempo y energía, si lo permites.

Así que si te encuentras en este punto, obligate a alejarte y a desconectar. Eso te hará reconectar con tu verdadera motivación y recargar tu energía para que seas más productivo a la vuelta

6. Mantente optimista

Este es un camino lleno de subidas y bajadas, de obstáculos. Yo lo se, y tu lo sabes pero, en el fondo ¿no es eso lo que nos gusta? Los retos y el no hacer siempre lo mismo, el estar en continuo movimiento.

Sea cual sea la situación, tienes que mantenerte optimista y pensar que todo va a salir bien.
Los pensamientos negativos nunca traen resultados positivos, al revés, empezarás a tener dudas y a ser más vulnerable.

Centrarte en el lado bueno de las cosas, en las lecciones aprendidas de los errores, ser fuerte ante los obstáculos es sin duda mentalidad de ganadores.

Mantenerte “cuerdo” siendo emprendedor no es fácil, pero aplicar estos hábitos puede ayudarte a no llegar a ese límite en el que te sientas abrumado y quieras tirar la toalla. Tú también puedes ser un Emprendedor de Alto Rendimiento.

¿Que te parecen estos hábitos? ¿Cuales añadirías tu a la lista? ¿Lo ves fácil de hacer?
¡Nos encantaría escuchar que haces en tu día a día para balancear tu tiempo y no quemarte o volverte loco!

About the author

Isa

Tras crear varios proyectos en internet y vender nuestra startup en 2015, ahora nos dedicamos a viajar por el mundo y compartir nuestra experiencia ayudando a otros emprendedores a sacar su máximo potencial, avanzar con sus negocios y crear su estilo de vida.

15 comments

Leave a comment:

 


Web Statistics