6 Consejos para Superar el Miedo a Vender y Olvidar el Síndrome del Impostor

No sé lo suficiente como para hacer un curso…
¿Quien soy yo para escribir sobre esto?
Mira todos los expertos que hay por ahí..
Me da miedo vender… ¿y si mi audiencia se enfada y deja de seguirme?

¿Alguna vez te has sentido así? ¿Porque estar orgullosos de lo que hacemos o pretender ganarnos la vida con lo que nos gusta, tiene que avergonzarnos?

Déjame decirte una cosa: Tu eres único.
Eres único y no hay ni habrá nadie como tu en el mundo.

Eso quiere decir que hay gente que necesita lo que tu tienes que aportar y es tu deber que te conozcan.

No tienes que verlo como que estás haciendo autobombo o convenciendo a nadie.

Ellos te necesitan.

Hoy vamos a darte algunos consejos que nos han servido a nosotros para superar ese miedo a vender y valorar lo que sabemos.

1. La clave es aportar valor

Lo primero es cambiar el chip:

No pienses en ganar dinero. Piensa en ayudar y aportar valor.

Hay una regla universal: A cuanta mas gente ayudes, más dinero ganarás.

Es así.

Piensa en cualquier emprendedor o negocio de éxito…

Su éxito es directamente proporcional a la gente a la que impactan. A la cantidad de gente a la que le han cambiado la vida en mayor o menor medida.

Así que tienes que creértelo y estar seguro de ti mismo y de lo que puedes ofrecer a este mundo y a los demás.

2. No tengas miedo al qué dirán

Nos han educado para no molestar, para no destacar del resto.

Esto es una creencia limitante que a veces nos hace darle demasiada importancia a lo que piensan los demás.

No te preocupes por lo que piensen. No puedes gustarle a todos

Preocúpate más de vivir tu vida como tu quieres, de compartir tus ideas para ayudar a los demás, que de intentar gustarle a todos. Eso es imposible.

Así que no tengas miedo a contar lo que haces en cualquier momento. Nunca sabes quien puede necesitarte.

A lo mejor resulta que justo esa persona que acabas de conocer tiene un problema que tu le puedes ayudar a resolver.

3. Encuentra tu propia voz

Y es que hoy en día en el mundo online ya hay mucho de casi todo. Muchos artículos hablando de lo mismo, muchos vídeos, muchos cursos o mucha gente ofreciendo los mismos servicios que tu.

¿Eso quiere decir que no hay hueco para ti? Por supuesto que lo hay. Si hay mucha gente haciendo lo mismo quiere decir que hay mercado para todos.

Tu lo vas a contar a tu manera única y personal. La clave es ser tu mismo.

¿No te has encontrado a veces leyendo otros blogs o viendo videos e intentando copiar el estilo de otros? Esto es totalmente normal, y es bueno tener referentes, pero no dejes que eso condicione tu estilo, que te condicione a ti.

Quédate con lo que te gusta, pero adáptalo.

La clave es no copiar a nadie y buscar tu propio estilo.

Y esto a veces es más difícil de lo que parece…

4. No dejes de conocerte

Lo más importante para encontrar tu propia voz es conocerte. Cuanto más, mejor.
¿Cuales son tus valores? ¿Qué más cosas te gusta hacer?

Cuanto más te conozcas más te podrás diferenciar y más cómodo te sentirás, porque serás tu mismo.

Por ejemplo nosotros cuando viajamos, al principio nos limitabamos a mostrar los sitios y la información para turistas, pero poco a poco hemos ido perfilando nuestra propia personalidad.

Aparte de los viajes, nos gusta el emprendimiento, la salud, los hábitos, etc así que no dudamos en darle nuestro toque a los vídeos con todos estos temas.

Y es que nuestro blog o nuestros vídeos no son para cualquier persona, ni siquiera para cualquier emprendedor.
Son para emprendedores que quieren dar lo mejor de ellos, que quieren ser cada día mejores y que buscan su propia libertad por encima de todo.

Y así es como consigues conectar de verdad con la gente.

Habrá muchos que piensen que todo lo de los hábitos, la salud o la productividad son chorradas. Y es totalmente lícito. Pero hay otros muchos que no 😉

5. Aprende a identificar el síndrome del impostor

¿Quien soy yo para hacer esto o lo otro?
¿Por que me deberían comprar a mi y no a otro?

Esto nos pasa a todos, sobre todo al principio.

Miedo a no saber suficiente. No creerte suficiente.

Pero es totalmente normal. Quiere decir que eres una persona responsable que se preocupa por dar lo mejor a los demás.

Pero no por eso caigas en el error de creer que siempre tienes que saber más y más. Solo tienes que pensar que siempre habrá gente que sepa menos que tu sobre algo y a la que tu puedes ayudar.

Métetelo en la cabeza: No necesitas un título de experto.
No hay una universidad de expertos para vender online. Solo tienes que demostrar resultados.

6. Si es gratis no es sostenible

Puede que te encuentres con algunos que te digan: Si lo que quieres es ayudar a la gente, ¿por qué no lo ofreces gratis?

Creo que es de sentido común pero a veces es bueno recordar los argumentos:

  1. Si ofrecieras gratis tus servicios, no podrías seguir viviendo de esto y al final tendrías que buscar otro trabajo.
  2. Si regalas tu curso no podrás seguir creando otros para ayudar a más gente.

Así que si tu objetivo de verdad es ayudar a cuanta más gente mejor, tienes que cobrar por ello para poder seguir haciéndolo.

Tu tiempo y tu conocimiento vale dinero.

Además, en muchas ocasiones, lo que no se paga, no se valora 😉

Bueno, espero que estos consejos te sirvan para no tener miedo y lanzarte a vender en Internet ayudando a los demás con lo que sabes hacer.

No dejes nunca de aprender y conocerte y cada vez te sentirás más cómodo. Perderás las inseguridad y acabará siendo una obligación.

Ahora dinos, ¿te sientes identificado con alguno de estos puntos? ¿Te da miedo vender? ¿Valoras poco lo que sabes y te crees menos que los demás? Nos encantaría saber tu opinión en los comentarios 🙂

About the author

Isa

Tras crear varios proyectos en internet y vender nuestra startup en 2015, ahora nos dedicamos a viajar por el mundo y compartir nuestra experiencia ayudando a otros emprendedores a sacar su máximo potencial, avanzar con sus negocios y crear su estilo de vida.

18 comments

Leave a comment: